Испански език

¿Os habéis preguntado alguna vez cuántos y qué colores hay en español? La pregunta parece fácil, pero con las nuevas tecnologías la paleta „española“ de colores ha evolucionado muchísimo. Hoy en día nombramos colores que antes no se nos habría ocurrido nombrar. Algunos de ellos interpretan objetos cotidianos, objetos que percibimos todos los días y estamos acostrumbrados a distinguir por su color, entre otros. Otros nacen de la moda y el estilismo. Pero hay colores, que ni siquiera son colores fijos. Como, por ejemplo, el color PARDUSCO (o pardisco). Si abrís un diccionario y buscáis esta palabra podréis encontrar la siguiente definición:

pardusco, ca

adj. De color cercano al pardo: cabello pardusco. También se escribe pardisco.

Pero a saber cómo es el „color cercano al pardo“, ¿verdad? Por consiquiente buscamos la definición de PARDO:

pardo, da

1. adj. De color marrón rojizo: oso pardo. También s.: el pardo de sus ojos me encanta.

2. Oscuro: un día pardo.

3. Se apl. a la voz que no tiene el timbre claro y que es poco vibrante: voz parda.

4. amer. Se decía del mulato, mestizo de negra y blanco o al contrario.

Con lo cuál difícilmente podemos llegar a una única conclusión, puesto que:

4. Existe, también, el color „chocolate“, que es el más parecido al color de la piel de un mestizo.
3. Se dice de la voz poco vibrante (si a su amplitud se refiere) que es „grave“. La claridad del timbre es bastante relativa, existiendo el color „claro“. Nos podemos reservar el derecho de relacionar lo pardo de la voz con lo pardo del oso, por metonimia, pero ni así llegamos a lo que es el color pardo.
2. Pardo = Oscuro, pero seguimos sin llegar a nada concreto excluyendo los colores claros (un 50% de la paleta).
1. „De color marrón rojizo“, suena algo mejor, ya que conocemos el color marrón. Pero ¡ahí va ese „rojizo“! Habría que definir este color, que conjunta al marrón, para obtener el color „pardo“.
El ejemplo ilustrativo del oso, de pelaje marrón, el llamado „oso pardo“ tal vez nos pueda aclarar alguna duda. Pero ¿tienen todos los osos pardo el mismo color de pelaje? Si la respuesta fuera afirmativa, nos bastaría con verlo, para procesar y definir esa tonalidad con nuestros cerebros. Pero, ¿y si no fuera asi…?

0. Buscamos „rojizo“ y nos encontramos con esta definición:

rojizo, za

adj. Que tira a rojo: pelo rojizo.

¡Vaya! Si el rojizo tira al rojo, es que es una tonalidad o un color que se parece al rojo. Pero, ¿¡cuál de ellas habría que utilizar en la mezcla del pardo!? Si no sabemos cómo obtener el color pardo, ¿cómo sabremos qué es el color PARDUSCO? Ni modo… Nos tendremos que conformar con las pistas que tenemos de momento, para acercarnos a este color tan indefinido, que si no existiera, no se nombraría. Resumiendo:

PARDUSCO – Color oscuro, de la mezcla de marrón con la tonalidad de rojo, presente en el pelaje del Oso Pardo (планинска мечка).

Y eso no es todo. Están:

el color carne, beige, azulado, grisáceo, amarillento, melocotón, verde-limón, caqui, pistacho, turquesa, lima, anaranjado, azul-cielo, fucsia, caramelo, blanquecino, arcoiris, negruzco, magenta, dorado (u oro), plateado (o color plata) e incluso el color transparente o color espectro (una gama multicolor).

Así que ya me diréis si conocéis los colores en español 🙂

Публикувано в Испански език с етикети . Постоянна връзка.

Вашият коментар

Вашият имейл адрес няма да бъде публикуван. Задължителните полета са отбелязани с *